Historias de la Historia de España. Capítulo 3. Éranse que se eran los colores de una bandera.

La bandera de Andalucía es, sin ningún género de dudas, la más antigua de Europa, más que la bandera de Dinamarca

blas-infante

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

La bandera de Andalucía, así como su escudo, son obra de Blas Infante y de su movimiento andalucista, evoca con sus colores al pasado glorioso de la región en su época árabe,  y fueron aprobados en la Asamblea de Ronda de 1918. La bandera que se aprueba es la formada por tres franjas horizontales: verde, blanca y verde. Blas Infante justificó la elección de estos colores por ser los pertenecientes al Califato Omeya de Córdoba (verde) y al Imperio Almohade (blanco), épocas en las que el poder político centrado en Andalucía consiguió mayor esplendor.

Los colores blanco y verde, junto con el negro y el rojo son los denominados “colores panarabes” por ser los usados por el Rey Hiyaz en su revuelta contra el dominio turco en 1917. Cada uno de esos colores se identifica con una de las familias descendientes de Mahoma que ocuparon el poder a lo largo de la historia de la conquista islámica. Estas referencias al uso de colores por Mahoma y sus descendientes están basadas en datos confusos, cambiantes y contradictorios debido al hecho de que identificar a un estado, un territorio, una dinastía u otra entidad mediante banderas o colores distintivos de cualquier tipo es un concepto moderno que no estaba en la mente de los musulmanes medievales.

Junto a ese significado “histórico” coexistirá un significado “simbólico” que identifica verde con esperanza y blanco con paz, tal y como recoge la letra del himno: “La bandera blanca y verde/vuelve tras siglos de guerra/a decir paz y esperanza/ bajo el sol de nuestra tierra”. Este significado es el que le da la Junta de Andalucía en su página web al hablar de los símbolos de Andalucía, cuando se refiere a la bandera dice: “Andalucía se ha caracterizado casi siempre por emplear históricamente unos mismos colores. A lo largo de toda su historia, el espíritu de la bandera de Andalucía siempre ha sido el mismo, el de representar con sus colores, el blanco y el verde, la paz y la esperanza de un país, el andaluz”.

Durante el reinado de Al-Mutasin, el rey poeta, entre los años 1051 y 1091, existió un visir llamado Asbag Iben Arquam que nos describió con claridad meridiana dicha enseña y como ésta pendía desde las murallas de la Alcazaba almeriense.

Abderram_n_I_1

 

 

←Bandera del Califato de Córdoba.

 

Asbag Iben Arquam, nacido en Guadix, vivió en Almería, ciudad en la que ocupó cargos públicos debido a su actividad política, que conciliaba con su amor por la poesía y la literatura. Compuso un bello poema, tal y como lo describía Henri Péres en su obra “Esplendor de Al-Andalus” que representa el documento más antiguo que menciona la enseña nacional de Andalucía. Sus versos testimonian la autenticidad de lo descrito anteriormente habiendo cumplido más de novecientos años de existencia.

 

“Una verde bandera

que se ha hecho de la aurora blanca

un cinturón,

despliega sobre ti

un ala de delicia

Que ella te asegure la felicidad

al concederte un espíritu triunfante.”

Igualmente se dice que los turcos y otros pueblos afines orientales también  enarbolaron, con un claro carácter de bandera, el llamadoEstandarte del Profeta, como equivalente a “convocar al pueblo musulmán”, y su color “El Verde” del Islam. Se debe tener en cuenta que la aceptación de esta enseña, que convocaba a los pueblos, no presuponía la necesidad de ser de raza árabe, sino la aceptación de una llamada y de un respeto al símbolo profético.
El blanco, que en el Islam representa la sunna del Profeta Muhammad (s.a.s), pero también  significa en términos heráldicos universales “parlamento o parlamentar”, lo que unido a verde sería, en estricta expresión, “convocar al pueblo a parlamentar”. Y como toda bandera, significa también, en sentido genérico, “acogerse a un agrupación genuina o ideal determinado”.
Así, convocando a la unidad del pueblo andalusí, será la causa de los Omeyas y el califato cordobés el que utilizará el pendón de tafetán verde o bandera de seda muy tupida que en campaña se llevaba hechas jirones, sustituyendo cualquier tipo de escudo por algún signo místico o versículo coránico, pudiendo apreciarse algunos simples adornos, franjas de oro o, simplemente, la media luna blanca. Otros hablan de que el verde de la bandera iba sólo adornado en su centro con un alfanje bordado en plata.
Abderram_n_I_Bandera

 

←Bandera Blanca Omeya de Córdoba (para distinguirla del negro Abbasida).

La tradición que da origen a la leyenda de la bandera andaluza, está, sin duda, vinculada a estos dobles deseos, políticos y religiosos, de la unidad andalusí. Fueron, entonces, y lo son, hoy en día, los colores de Andalucía; pues, se trata de dos elementos fundamentales para la constitución del hecho andaluz, sin el cual no es posible entender la razón de ser de Andalucía.

Se cuenta también una historia almohade. Según estas leyendas, un wali  mogrebí que ejercía su magisterio entre los pueblos del Atlas, posiblemente en los inicios del s. XII, tuvo una visión en la que un ángel le revelaba un imperio unido a las orillas del estrecho: el “verde” paraíso del Al-Andalus y el “blanco” y mesiánico Al-Mogreb. La visión, según la leyenda, fue simbolizada en una enseña o pendón partido diagonalmente de tal forma que el triángulo superior (esto es, el “sur”) en blanco, significaba los pueblos mogrebíes que un día  serían convocados por el Mahdí anunciado por Muhammad (s.a.s). En el año 1146 cruza el estrecho Abdelmumen, sucesor de Tumart, soñando, una vez más, con la Isla Verde (Gibraltar) y los antiguos señoríos de Don Julián, Conde de los Esparteros, Señor de las Marismas, según la Crónica general de España.
Los Almohades o “unitarios” radiarán desde Sevilla un nuevo poder, una nueva esperanza musulmana.
Vencerá Abuyacub en Ataquines, y triunfará el sultán sevillano Almansur Yacub ben Yusuf en Alarcos, en 1195. así de nuevo volvemos a tener noticias de la tradición, casi mítica, de una bandera verde y blanca que ondeó en la Mezquita Aljama de Sevilla “hacia el año 1198” (fecha que consignaba en sus escritos Blas Infante), año que coincide con el de la muerte de este Yacub ben Yusuf “El vencedor”.
Cabe, pues, deducir que dicha bandera otra vez como ocurrió en Almería (1051 y 1091) debió ser  colocada en el alminar de la aljama sevillana entre 1195 y 1198, bien para celebrar la victoria de Alarcos, o bien para exaltar la figura de este nuevo Almansur, muerto en olor de multitudes, y posiblemente glorificado desde el minbar (púlpito) en sus honras fúnebres. Leyenda, personaje, fechas y bandera que compaginan muy bien con la mística político-religiosa de aquel soñado imperio almohade.
La tradición de la bandera verde y blanca del País Andaluz fue languideciendo aunque conservada, sin duda, en determinados estamentos populares, especialmente de origen morisco, ya que después de la conquista fernandina (la occidental en el s. XIII, y la oriental en el XV), y pese a que durante mucho tiempo -todavía hoy perceptible- Andalucía fue anulada como pueblo autóctono peninsular, un cierto sentir “subterráneo” se mantuvo dando ciertas muestras de vigor andalusí en el transcurso de los dos siglos posteriores. Así, por ejemplo, relatan los historiadores de Sevilla, según apuntes recogidos por Manuel Chaves, con motivo del motín producido en el barrio de la Feria, en el año 1521, y que alzó en abierta rebelión al pueblo hambriento de la capital andaluza, que los amotinados recorrieron la ciudad enarbolando un antiguo estandarte conquistado a los musulmanes en tiempos de Alfonso X El Sabio, y que se guardaba en el templo de Omnium Sanctorum. Este estandarte, de tela verde, vino a dar nombre histórico a aquel conato de sublevación, conocido como “El Motín del Pendón Verde”

1195

 

 

←Bandera de victoria de la batalla de Alarcos.

Pero hagamos un recorrido más exhaustivo, y aunque de manera sucinta, intentemos resumir lo más básico sin dejarnos ningún ejemplar atrás.

-756: El Emirato Omeya de Córdoba de Abderramán I adopta el estandarte blanco como distintivo ante el negro abbasí, además de otros símbolos como el león rampante -antes que Castilla existiera-, la media luna creciente, o la estrella de ocho puntas.

-929: El Califato de Córdoba, dentro de la misma dinastía, suma a los anteriores símbolos nacionales otros como la bandera verde o el águila -“águila de sable” en lenguaje heráldico-.

-1051: Bandera de Al Mutasim de Almería.

-1195: Una bandera mitad verde mitad blanca en diagonal ondea en la Giralda de Sevilla como celebración de la victoria andalusí en la batalla de Alarcos el 19 de Julio.

-1246: Los pactos entre Muhammad I de Granada y Fernando III de Castilla dan pie al nacimiento del Reino Nazarí, que adopta como insignias nacionales la bandera roja, escudo de mismo color cruzado por una franja blanca, y el lema “No hay más Vencedor que Allah” (Gua la galib illallah).

-1483: La Casa de Cabra incorpora a su escudo familiar 22 banderas incautadas a Boabdil, 18 de ellas verdes y blancas, con lunas crecientes y estrellas de ocho puntas. Algunas de ellas pueden verse en los escudos del Ducado de Alba, de Fernández de Córdoba, y de la localidad de Comares.

-1521: Sucesos del conocido como Motín del Pendón Verde, en que la población de Sevilla se arremolina y subleva contra las autoridades enarbolando un antiguo pendón andalusí guardado en la parroquia de Omnium Sanctorum.

1051-1

 

 

←Bandera de Almutasim.

-1641: El IX Duque de Medina Sidonia, Gaspar Alonso Pérez de Guzmán, en su rebelión para proclamarse Rey de Andalucía, con ayuda portuguesa, usa también la bandera verde y blanca, en esta ocasión en mitades verticales (además de la bandera familiar).

-1831: Mariana Pineda es detenida y ejecutada por bordar las palabras “Libertad, Igualdad y Ley” en una bandera verde con triángulo masónico morado.

-1868-1883: Diversas banderas se ven en el período comprendido entre La Gloriosa de 1868, la Revolución Cantonalista de 1873, los sucesos de la Mano Negra y la Constitución Cantonalista de 1883, mezclando al verde y blanco el negro libertario y el rojo socialista, algunas de las cuales se presentan como posibles tanto en la Constitución de 1883 como en las asambleas andalucistas de Ronda y Córdoba. Quizá la más famosa sea la levantada por las mujeres de la Comuna de Casares, mitad superior verde e inferior blanca.

-1919: La Asamblea Regionalista de Córdoba aprueba como bandera para Andalucía la verde, blanca y verde, a franjas iguales, a instancias de la Asamblea Regionalista de Ronda un año antes. En esa misma asamblea, se recoge otra modalidad distinta, pues en el boceto de escudo para Andalucía que en ella se presenta aparece bajo el lema una bandera de dos franjas horizontales iguales blanca y verde (justo al contrario que la de Casares).

750px-Flag_of_Andalucía.svg

__________________________________________________________

Fuentes:
La Enseña de Blas Infante
http://www.revistaprotocolo.es/index.php
Historias y leyendas de la bandera de Andalucía
http://andalucialevanta.blogspot.com.es/
Anuncios