De la Valentía de los Viejos Tercios

10287053_642833935807519_2904075695266206298_o
La marcha de los Tercios españoles desde Italia a Flandes fue la Kermese, el espectáculo sin par del siglo XVI. Cuentan que los nobles, los intelectuales y los elegantes de París salieron en sus coches al camino para verles pasar.
El caballero Pierre de Bourdeille, Señor de Bratôme, escribió en su Diario estas luminosas palabras: “Iban arrogantes como príncipes, y tan apuestos, que todos parecían capitanes”
Imaginad un chaval de 17 años que ha pasado toda su vida en su granja de Occitania, cuidando de sus ocas. Un día llega un piquete de reclutamiento y le dice que su rey le llama para mayor gloria de la France.
Y a los dos días lo tienes cargando con una vara de fresno de tres metros que casi no puede sostener y camino de Italia. Por la mañana marcha, por la tarde recibe instrucción. A la semana o así, ya sabe empuñar la pica, enfrentarla al enemigo, marchar en orden. Mas o menos bien.
Al cabo de unas semanas mas, sabe distinguir las órdenes. Sabe cuando “mostrar picas” y cuando marchar. Sabe cargar la pica para no entorpecer a sus compañeros.
Ha hecho un grupo de amigos reclutas e imberbes como él y ya se creen los reyes del mundo. Son soldados y capaces de derrotar a quien se ponga por delante. Los veteranos se rien de ellos y son mucho mas pesimistas….pero ellos que sabrán, son viejos y su tiempo ha pasado.
Un día les ordenan formar en un campo. A su lado llegan los Gent D’Armes. La mejor caballería pesada del mundo. Todos nobles, con sus caballos acorazados y sus lanzas. Sir Lancelot y toda la pesca. Con sus escuderos y juglares cantando las proezas de sus amos “Monsieur D’Bernot con solo la fuerza de su brazo derrotó en singular combate…y tal y tal”.
Y esos nobles con sus armaduras y sus espadas relucientes formando al lado de los que ayer pastoreaban ocas les hace sentirse importantes.
Y entonces ven llegar a los españoles al otro lado del campo…la verdad que no marchan mal, no. Y todos visten como reyes, llevan joyas y sobreros emplumados y bigotes muy retorcidos y bien cuidados y engomados y camisas de seda y lino bueno, muy blancas. O peor aún, todos vestidos de negro, de luto riguroso, destacando solamente la cinta roja atada en su brazo.
Y entonces empiezan con un extraño ritual de gritos y respuestas. Alguien, un oficial grita una palabra y el resto, todos a la vez, al unísono responden con otra. Un veterano murmura por ahí que llaman a su santo patron, Santiago y piden su ayuda y patrocinio.
Finalmente, empiezan a sonar los tambores y los cornetines de ordenes, en un ritmo lento y pausado, muy parecido a una marcha fúnebre. Los españoles gritan muy fuerte, con una sola voz algo como “CIERRA ESPAÑA”. EL veterano le dice al chico de las ocas que ese grito es para que “nosotros los franceses” sepamos que es un Tercio Español, que nos valones ni tudescos…que los que vienen son españoles y que lo tengamos en cuenta por si luego hay historias que contar y hechos heroicos que atribuir “no nos vayamos a confundir”.
Y el chico de las ocas piensa “pues si que son fanfarrones estos españoles” y entonces, se fija un poco mejor y observa que el bosque de picas español que avanza hacia sus posiciones…¡¡¡Lleva las picas ofrecidas al frente!!!. ¿Como es posible avanzar y ofrecer picas a la vez? El chico de la granja no se lo puede creer…se frota los ojos y se fija mejor pero sí…las picas se mueven como si fuese una ola. Una ola silenciosa que avanza directamente hacia el punto en que el chaval agarra su pica con todas sus fuerzas.
Y entonces en su propio campo suena una trompeta y todos los caballeros lanzan sus caballos al galope contra los españoles. El suelo tiembla y parece que se va a hundir. Los caballos piafan y los hombres se lanzan a la carga. El granjero de 17 años se da las gracias por ver a la mejor caballería de la historia lanzarse contra los españoles.
Y entonces ve, a lo lejos, que por las minusculas rendijas que dejan los españoles entre sus “prietas filas” de piqueros salen otros con arcabuces en la mano y en cuestión de segundos, forman frente a los caballeros y disparan y disparan y disparan….y el fuego es tan continuo que solamente se oye un trueno inmenso en todo el campo. Y según disparan vuelven a meterse en el bosque de picas.
Y cuando la nube de humo desaparece, el chavalin frances ve con horror como un buen numero de grandes nobles de Francia está tirado en el suelo, muchos de ellos gritando de dolor y llorando como niños bajo el peso de sus caballos acorazados que les han aplastado las piernas y convertido en polvo.
Y entonces se produce el choque. Los primeros caballeros chocan contra el muro de picas que parece que va a ceder, pero entonces, por encima de sus compañeros, por debajo, por los lados, de todos sistios aparecen otra vez los arcabuceros. Esta vez no llevan los arcabuces. Esta vez llevan la espada en una mano y la daga en la otra…y saltan por encima de las monturas y acuchillan a los caballeros en las juntas de la armadura, en el cuello, en los ojos. Y otros se lanzan debajo de los caballos y los abren en canal.
Y unos pocos minutos después, comienza a sonar otra vez el tambor y la marcha fúnebre y ahora las picas apuntan directamente al chico de las ocas. Un español, cubierto de sangre y trozos de viscera de caballo y al que le falta un ojo parece que se fija en el chico. Para ahorrar tiempo ni se ha molestado en guardarse la daga, la lleva en la boca….
_______________________________________
Veteranos de Caballería de Farnesio – Rober318
Cuadro de Ferrer-Dalmau El camino Español
Anuncios

2 comentarios sobre “De la Valentía de los Viejos Tercios

  1. Muy buen texto. ¿Quién es el autor? Me recuerda a Arturo Pérez Reverte, pero no me suena de ninguna novela. ¿Habrá segunda parte? También era muy bueno el relato de la batalla de Pavía por carta del rey de Francia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s