«Retratos de Españoles Ilustres» Diego de Velázquez.

 velazquez
Sevilla fue la patria de este eminente Artista que nació por los años de 1594. Su primer Maestro fue Francisco Herrera el Viejo, cuya condición impertinente no pudo sufrir, y se pasó á la escuela de Francisco Pacheco, hombre que poseía todos los conocimientos teóricos de la pintura sin la mayor destreza para practicarlos. Velazquez en su estudio se afirmó en el dibuxo con la continua observación del natural, y se dedicó desde luego á la imitación de escenas extravagantes y caprichosas, género en que no ha tenido igual alguno ya se considere la verdad de la representación, ya la valentía del pincel, ya la ingeniosidad de la composición. Decíanle que por qué no se ocupaba en objetos de mayor nobleza y hermosura á imitación de Rafael y de Ticiano; y él respondía, que mas quería ser el primero en aquellas groserías, que el segundo en la delicadeza.
Este dicho manifestaba ya toda la ambición del jóven Artista, que aspiraba al principado de la pintura. Incansable en el estudio, reuniendo á la práctica y á la Imitación de los mejores artistas de su tiempo, principalmente de Tristan, la muchedumbre de conocimientos necesarios para la excelencia; cinco años estubo cultivando sus talentos en el silencio, para después desplegarlos en un teatro mas grande y con toda la gloria que á su mérito se debía.
El Conde-Duque valido de Felipe IV, y en cuyas manos estaban entonces las riendas de la Monarquía, extremadamente apasionado de las artes y de los artistas, le llama á la Corte y le da el encargo tan deseado por Velazquez de retratar al Rey. Poseía él con eminencia el arte de retratar: ninguno ha sabido apoderarse con mas facilidad de la fisonomía y ademan de los semblantes; ninguno darles el ayre nacional que los distingue. El retrato eqüestre de Felipe IV pasmó á la Corte y á los profesores que entonces la seguían. El Rey admirado mandó que se recogiesen todos sus demás retratos, quedando solos los que executase Velazquez, y le hizo su Pintor de Cámara. Carduchi, Nardi y Caxes, tres célebres pintores, reconocen en esta y otras obras su primacía, y él queda con la reputación del mejor profesor de España.
Quando Rubens vino de Embaxador del Rey de Inglaterra, con ningún artista trató sino con Velazquez, á quien ya conocía por cartas. Juntos fueron al Escorial, y juntos contemplaron las maravillas de las artes depositadas allí. Entonces fue quando Velazquez, lleno de las obras de los grandes pintores italianos, se afirmó en el deseo de pasar á Italia y considerar en su fuente tantos y tan ricos mineros del talento.
Dos fueron las veces que estubo en aquel pais. La primera solo por afición y con el objeto de estudiar: la segunda con una comisión del Rey cerca del Papa Inocencio X, y con el encargo de adquirir una colección abundante de modelos antiguos y modernos, que pudiesen servir de escuela á los artistas españoles. Velazquez atravesó la Italia colmado de honores debidos á su celebridad y á sus talentos, y estudiando por todas partes aquellas obras clásicas que con tanta ansia iba buscando. De allí volvió rico con los conocimientos que había adquirido, y con el precioso caudal de tantos monumentos envidiables, que fueron colocados en Palacio y después en gran parte devorados por el fuego.
Seria superfino señalar aquí los muchos honores y gracias que Velazquez recibió del Príncipe á quien servia, los muchos destinos en que fue empleado. La envidia atenta siempre á degradar el mérito ya que no le pueda derribar, la envidia decía que toda su habilidad se reducía á saber pintar una cabeza. Dicho á que replicó Velazquez, que no conocía quien la supiese pintar. No hay vista mas grosera ni mas injusta que la de la envidia: ella en esta ocasión aparentando hacer justicia á los admirables retratos de Velazquez, se olvidaba de tantos y tan bellos quadros historiados como salieron de su mano. ¿Tan limitado acaso era el ingenio del pintor que compuso el quadro del fingido Baco coronando á sus sequaces; el de la Rendicion de la plaza; el de las Hilanderas; el Crucifixo que se ve en San Plácido; y, por no mentar mas, el de la Infanta Margarita, monumento admirable de ingenio y de verdad, que Jordán llamaba el dogma de la pintura?
Velazquez llegó en su carrera al alto punto á que aspiraba. Él es el primero de los pintores naturalistas, que no tanto se empeñan en mejorar sus tipos, como en representarlos fielmente.
Nadie le ha igualado en la inteligencia de la luz y de la sombra, y de la perspectiva aérea, partes las mas esenciales para presentar la verdad á los ojos. Nadie tampoco le ha superado en determinación y en manejo. El quadro ya citado de las Hilanderas, decia Mengs que no estaba pintado con la mano, sino con la voluntad. De este modo Velazquez si en sus obras se elevó pocas veces hasta la belleza ideal, objeto que parece el primero de las artes de imaginación, goza la gloria singular de ser el mas fiel imitador de la naturaleza.
Murió en Madrid el año de 1660 á los 66 de su edad. Hombre verdaderamente grande por su habilidad, por su ingenio, y que hará época inmortal en la historia de las artes modernas. Habíase casado en su juventud con la hija de su Maestro Pacheco, el qual se gloriaba mas de haber tenido por discípulo á Velazquez, que de todos sus conocimientos y trabajos.
____________________________________________

 De acuerdo a la mentalidad de su época, Velázquez deseaba alcanzar la nobleza, y procuró ingresar en la Orden de Santiago, contando para ello con el favor real, que el 12 de junio de 1658, le hizo merced del hábito de caballero. Para ser admitido, sin embargo, el pretendiente debía probar que sus antepasados directos habían pertenecido también a la nobleza, no contándose entre ellos judíos ni conversos. Por tal motivo, el Consejo de Órdenes Militares abrió en julio una investigación sobre su linaje, tomando declaración a 148 testigos. De forma muy significativa, muchos de ellos afirmaron que Velázquez no vivía de la pintura, sino de su trabajo en la corte, llegando a decir algunos de los más allegados, pintores también, que nunca había vendido un cuadro. A principios de abril de 1659 el Consejo dio por concluida la recogida de informes, rechazando la pretensión del pintor al no encontrarse acreditada la nobleza de su abuela paterna ni de sus abuelos maternos. En estas circunstancias sólo la dispensa del Papa podía lograr que Velázquez fuese admitido en la Orden. A instancias del rey, el papa Alejandro VII dictó un breve apostólico el 9 de julio de 1659, ratificado el 1 de octubre, otorgándole la dispensa solicitada, y el rey le concedió la hidalguía el 28 de noviembre, venciendo así la resistencia del Consejo de Órdenes, que en la misma fecha despachó en favor de Velázquez el ansiado título.
En 1660 el rey y la corte acompañaron a la infanta María Teresa a Fuenterrabía, cerca de la frontera francesa, donde se encontró con su nuevo esposo Luis XIV. Velázquez, como aposentador real, se encargó de preparar el alojamiento del séquito y de decorar el pabellón donde se produjo el encuentro. El trabajo debió ser agotador y a la vuelta enfermó de viruela.
Cayó enfermo a finales de julio y, unos días después, el 6 de agosto de 1660 murió a las tres de la tarde en Madrid. Al día siguiente, 7 de agosto, fue enterrado en la desaparecida iglesia de San Juan Bautista, con los honores debidos a sus cargos y como caballero de la Orden de Santiago. Ocho días después, el 14 de agosto, falleció también su esposa Juana.
Curiosidades
La Cruz de la Orden de Santiago que aparece sobre la vestimenta del autoretratado pintor el el cuadro de las Meninas no pudo haberla pintado el mismo Velazquez, tanto por motivos de salud como por inconvenientes a la hora de disponer del lienzo. Se cree que fue el mismo Felipe IV quien hizo los honores de plasmarla, ya que el Rey era un gran erudito en varias artes, entre ellas la pintura.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s