Muḥammad Anuar as-Sādāt.

Old paper new
Nació el 25 de diciembre de 1918 en Mit Abu l-Kum.
Se graduó en 1938 en la Real Academia Militar en El Cairo y fue destinado al Servicio de Enlaces. En la Academia conoció a Gamal Abdel Nasser, con el que en 1939 fundó el Movimiento de Oficiales Libres, organización secreta de militares  nacionalistas comprometidos con la libertad de Egipto de Gran Bretaña, y fue varias veces arrestado y hecho prisionero entre 1942 y 1948. Durante la Segunda Guerra Mundial fue acusado de colaboracionismo con los nazis para asesinar a un oficial británico es encarcelado por los británicos, acusado de estar en contacto con las autoridades militares alemanas, pero se evade de la prisión. Entonces se le expulsa del ejército. Terminada la guerra vuelve a ser detenido, esta vez por participar en atentados contra personalidades especialmente vinculadas a los británicos. Pasa varios años en cárceles y campos de concentración hasta que el rey Faruk le indulta y se le readmite en el ejército en 1950. Gracias a Nasser vuelve a formar parte del Movimiento de dicha organización.
El 23 de julio de 1952 fue uno de los artífices del levantamiento contra Faruk (El gobierno de Faruk se hizo bastante errático debido a la débil conducta del rey, muy despreocupado de la administración pública de Egipto y atento apenas en llevar una vida de placeres y lujos. Las amenazas políticas del nacionalismo y del incipiente socialismo árabe no fueron tomadas seriamente por el monarca, quien esperaba sostenerse en el poder gracias al apoyo de la reducida aristocracia local). Nombrado portavoz del comando revolucionario, fue quien anunció el acontecimiento y lanzó la primera proclama. En 1953 formó parte de uno de los tribunales para juzgar a los políticos del régimen derribado. Dentro del nuevo régimen desempeñó varios cargos. En 1954 fue ministro del Estado; de 1957 a 1961 fue primero secretario general y más tarde presidente de la Unión Socialista Árabe; de 1960 a 1968, presidente de la Asamblea Nacional; desde 1962, miembro del Consejo de la Presidencia y dos años más tarde se convirtió en uno de los vicepresidentes de la República (1964-66; 1969-70) y sucesor de Nasser en la presidencia en 1970.
Tras la derrota frente a Israel en la Guerra de los seis días, en 1967, es uno de le los vicepresidentes destituidos por Nasser, sin embargo, dos años más tarde, vuelve a ser nombrado vicepresidente con derecho a sucesión.
En 1968 pasó a ser miembro del Comité Ejecutivo de la Unión Socialista y secretario de la Comisión de Asuntos Políticos. Después del fallecimiento de Gamal Abdel Nasser, en septiembre de 1970, se convierte en presidente provisional. Tras la propuesta de su candidatura a la presidencia por el Comité Central de la Unión Socialista Árabe, apoyada por la Asamblea Nacional, se celebra un referéndum por el que obtiene la presidencia de la República. El 17 de abril de 1971 firma en Damasco la constitución de la Federación de Repúblicas Árabes, junto a Siria y Libia, de la cual, en octubre del mismo año, es designado presidente por dos años.
En 1972,  -considerando que el apoyo soviético había sido insuficiente en la lucha árabe con Israel inició una reorientación de la política exterior egipcia en un sentido pro-occidental-. En 1972 expulsó a 20.000 técnicos, militares y consejeros soviéticos. En octubre de 1973 lanzó junto a Siria un ataque contra Israel por la recuperación de los territorios ocupados en 1967. Aunque Israel recuperó lo perdido inicialmente, la guerra del Yom Kippur permitió que Sadat consiguiera un gran prestigio en el mundo árabe. Este prestigio y solidaridad se concretó en el uso del arma del petróleo como represalia por el apoyo occidental a Israel. El alza de precios acordada por la OPEP en 1973 desencadenó una profunda crisis económica en la economía capitalista occidental. Tras la guerra restableció relaciones diplomáticas con Washington el 7 de noviembre de 1973 y se comprometió con la política de “pequeños pasos” defendida por Henry Kissinger.
La iniciativa de Sadat
Las diferencias al tiempo de contemplar el proceso de paz entre Egipto y Siria, movió al presidente Sadat a efectuar un viaje por sorpresa a Israel en noviembre de 1977, reconociendo implícitamente por vez primera al estado judío y desvinculándose definitivamente de cualquier iniciativa conjunta con el resto de países árabes y los palestinos. Las razones hay que buscarlas, en parte, en la necesidad de Egipto de mejorar una economía maltrecha que precisaba las inversiones norteamericanas y defendió su plan de paz ante la Knesset (Parlamento de Israel).
El 5 de septiembre de 1978 empezaron las conversaciones en Camp David. Sadat, primer impulsor de las conversaciones bilaterales, se vio en la necesidad de pedir al Presidente Carter que hiciera de correo de las propuestas durante los trece días que duraron, al considerarse incapaz de tratar las cuestiones directamente con un hombre que representaba un Estado enemigo.
Esta situación se prolongó todo el tiempo y mucho más tarde el propio Sadat reconoció la situación y la justificó por un sentimiento encontrado entre proteger a su pueblo pero a la vez que creyeran que traicionaba a sus aliados árabes.
En cualquier caso los puntos de partida de ambas partes eran los siguientes: Egipto deseaba la retirada total de las fuerzas israelíes de la península del Sinaí y su plena devolución a soberanía egipcia; en segundo lugar, la retirada israrelí de la Franja de Gaza y Cisjordania, así como la eliminación de los asentamientos judíos en dichas zonas, que constituirían el futuro Estado palestino en un breve plazo. Ello aseguraría la firma de un tratado de paz entre Israel y Egipto y el reconocimiento de ambos Estados. Por su parte, Israel estaba dispuesta a negociar una retirada casi total de la península del Sinaí de sus fuerzas en el plazo de un año con la firma de un tratado de paz, dejando una zona mínima de seguridad, a cambio Egipto no reclamaría la creación de un Estado palestino y reconocería al Estado de Israel.
El presidente Carter medió en las negociaciones que culminaron con la firma junto al líder israelí Menajem Begin y tras una crisis significativa el día 14 de septiembre que estuvo al borde de hacer fracasar las negociaciones de los Acuerdos de Camp David, el 17 de septiembre de 1978. Anuar el-Sadat recibió el Premio Nobel de la Paz junto a Menájem Beguin en 1978.
El 26 de marzo de 1979 se firmó el tratado de paz ente Israel y Egipto, el primero entre el estado hebreo y una nación árabe. Egipto recuperó por este tratado la península del Sinaí y obtuvo ayuda de EE.UU. 
Las más inmediatas consecuencias de los acuerdos fue el rechazo frontal del mundo árabe al mismo, incluidos los palestinos, con la ruptura de relaciones diplomáticas con varios Estados árabes. Después se firmó un tratado de paz entre ambas partes que puso fin a los años de hostilidades entre los dos países.
Su progresivo abandono del panarabismo y, fundamentalmente, de la filosofía socialista de su predecesor, Nasser, le dieron una gran simpatía en Occidente.
Después de un período de liberalización destruyó a sus oponentes arrestando alrededor de 1.600 religiosos y disidentes seglares en septiembre de 1981. Un mes más tarde, el 6 de octubre de 1981, Anwar el-Sadat fue asesinado en El Cairo durante una parada militar por varios pistoleros asociados con un militante de un grupo fundamentalista Muslim.
http://www.youtube.com/watch?v=Mb1niJFyVwU

___________________________________________________________

Así lo contó el País
En el ataque perecieron otras cinco personas. Otras 38 resultaron heridas. Los tres egipcios muertos son el general Hassam Allan, el jefe de] organismo central de la iglesia copta y uno de los obispos de esta religión. Las fuentes oficiales egipcias no han dado a conocer la identidad de los dos muertos no egipcios, ni tampoco la de los heridos. Se sabe, sin embargo, que entre estos últimos figura el embajador belga en El Cairo, Claude Nuelle; el ministro irlandés de Defensa, Jim Tully, tres oficiales norteamericanos y -según el diario cairota Al Ahram-, un diplomático cubano.El anuncio oficial de la muerte se hizo en la capital egipcia varias horas después del atentado y cuando numerosas agencias informativas extranjeras y emisoras de televisión, sobre todo norteamericanas, daban ya al rais corno fallecido. Radio y televisión egipcias comenzaron a partir de las cuatro y media de la tarde a difundir versículos del Corán.
El vicepresidente Hosni Mubarak ha anunciado que en 60 dias se celebrarán elecciones generales, para designar al nuevo presidente de la República Egipcia.
Sadat presenciaba el desfile de jeeps armados de misiles anticarros, que pasaban ante la tribuna, cuando algunos soldados de sus dotaciones abrieron fuego contra él. Según otras versiones, un camión militar se separó de la formación y de él saltaron seis soldados, que lanzaron granadas de mano contra el estrado y comenzaron a disparar sus armas automáticas.
Según el testimonio del embajador español en El Cairo, Alberto López Herce, Sadat y el vícepresidente de la República cayeron al suelo herídos, junto con el ministro de Defensa, que fue alcanzado por varios disparos. Este se levantó con la cabeza ensangrentada y comenzó a dar órdenes. López Herce pudo ver a varios de sus colegas gravemente heridos, entre ellos los de Austria, Bélgica, Colombia y Cuba.
En el enfrentamiento que se produjo inmediatamente después entre la guardia personal de Sadat y los seis agresores, tres de éstos murieron y los restantes fueron arrestados. En El Cairo no se ha revelado la identidad de los atacantes, pero varias agencias internacionales de noticias con sede en Beirut han recibido llamadas anónimas en las que la Organización Independiente para la Liberación de Egipto, un grupo desconocido hasta ahora, reclama la responsabilidad del magnicidio.
Escenas de histeria colectiva siguieron al tiroteó. Numerosas personas, entre ellas niños, fueron pisoteadas y aplastadas por miles de civiles y militares que huían a la desbandada del escenario. de la agresión. Un camión de 30 toneladas, que transportaba un cohete antiaéreo, aplastó a un joven en una brusca maniobra de marcha atrás. Se desconoce con precisión el número total de víctimas del atentado, ya que unas lo han sido por bala o fragmentos de granada y otras en el movimiento de pánico desatado a continuación,
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s