4 de Agosto 1526: cuatro días después del fallecimiento de su compañero en la expedición hacia las Molucas, Jofre García de Loaysa, muere en la nave Victoria Juan Sebastián Elcano, el navegante español que en 1522 había concluido la primera vuelta al mundo.

emplawas
Carlos I de España, deseoso de adquirir para su Corona las Islas Molucas o de la Especiería antes que Portugal, y sin tener noticia aún de la suerte de la expedición de Hernando de Magallanes, decide que otra armada salga en dirección hacia las codiciadas Islas Molucas. Así, el 13 de septiembre de 1520, una expedición formada por tres galeones y un bergantín, al mando del acreditado piloto Andrés Niño, que había ya navegado por la Mar del Sur en las costas cercanas a Panamá, sale de Sevilla con instrucciones de navegar desde Panamá al Oeste mil leguas y bajar luego otras doscientas para acabar en las Islas Molucas.
La expedición toca la isla Española y sigue hacia el Darién.

Las naves fueron transportadas por el istmo a la costa del Mar del Sur y la armada es completada con otras cuatro naves, construidas en ella. Zarpan rumbo a las Molucas a principios de 1521. No se supo nunca la suerte de esta expedición.
Poco más de dos meses después de la llegada de Elcano a Sanlúcar de Barrameda, concretamente el 13 de noviembre de 1522, la Corona firma una Capitulación con los armadores que estuvieren dispuestos a construir una armada de seis naves que debería partir hacia las Islas de la Especiería en marzo de 1523 al frente de la cual la Corona habría de poner como capitán general «un cavallero prinçipal
de nuestros reinos».

También se compromete el rey a nombrar un gobernador y lugarteniente general «para que quede en las dichas tierras e yslas del Maluco, en nuestro nombre y con nuestro poder bastante». La capitulación, que es bastante minuciosa, consiste en la concesión a los armadores de una serie de derechos económicos sobre las especias y otras mercaderías que se trajeran desde las islas Molucas a Castilla.
Es de destacar que la Corona se compromete a establecer una Casa de Contratación en La Coruña para el comercio con la India.

La construcción y preparación de la armada que habría de cruzar de nuevo el
Océano Pacífico se dilató casi tres años, estando ya ultimada en abril de
1525, cuando la Corona nombra a quien iba a ser su Capitán General.

NOMBRAMIENTO DE GARCÍA JOFRE DE LOAISA COMO CAPITÁN GENERAL DE LA ARMADA Y COMO
CAPITÁN GENERAL Y GOBERNADOR DE LAS ISLAS MOLUCAS.

El 5 de abril de 1525, Carlos I nombra a García Jofre de Loaisa, Comendador de
la Orden de San Juan, Capitán General de la Armada y Capitán General y
Gobernador de las Islas Molucas.
En dicho nombramiento, la Corona establece:

«Por cuanto Nos mandamos ir al presente una armada a la continuación y contratación
de la especiería a las nuestras islas de Maluco, donde habemos mandado
que se haga el asiento y casas de contratación, que para el trato de ellas y de las
naos que de presente van en la dicha armada, y hemos de proveer de nuestro
gobernador y capitan general de la dicha armada y de las dichas islas de Maluco,
e tierras, e provincias de ellas, e de oficiales nuestros que con él residan, que
vayan e anden en la dicha armada, por ende acatando la persona y expiriencia de
vos Frey García de Loaisa, Comendador de la orden de S. Juan, que sois tal persona
que guardareis nuestro servicio, e que bien y fielmente entendereis en lo que
por Nos vos fuere mandado y encomendado, es nuestra merced y voluntad de vos
nombrar, y por la presente vos nombramos por nuestro Capitan general de la
dicha armada, desde que con la bendición de nuestro Señor se haga a la vela en
la ciudad de la Coruña, hasta llegar a las dichas islas, porque a la vuelta que
venga la dicha armada, ha de venir por nuestro Capitan general de ella la persona
que por Nos fuere mandado, e vos habeis de quedar en las dichas islas para
tener la gobernación de ellas: y asimismo vos nombramos por nuestro
Gobernador y Capitán General de las dichas islas del Maluco».

La expedición

La escuadra la componían las siguientes naos:

Santa María de la Victoria, de 360 toneladas, al mando del propio Loaísa.

Sancti Spiritus, de 240, al mando Juan Sebastián de Elcano, como Piloto Mayor de la expedición y segundo jefe.

Anunciada, de 204, al mando de Pedro de Vera.

San Gabriel, de 156, al de Rodrigo de Acuña.

Santa María del Parral, de 96, al de Jorge Manrique de Nájera.

San Lesmes, del mismo tonelaje y al mando de Francisco de Hoces.

A ellas se sumaba el patache Santiago, de 60 toneladas, al mando de Santiago de Guevara, siendo la dotación completa de todas ellas de unos 450 hombres, lo que la convertía en una de las mayores expediciones de su época. Entre ellos estaban algunos veteranos de la primera circunnavegación del globo, como el mismo Juan Sebastián de Elcano que era el segundo comandante y piloto mayor, y Rodrigo de Triana, que avistó América en el primer viaje de Colón.

Así mismo participaba en la expedición, como ayudante de Elcano, Andrés de Urdaneta, que llegaría a ser el más grande cosmógrafo de su tiempo.

Publicado 4th August 2012 por 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s