Historias de la Historia de España. Capítulo 42. Éranse dos gobernadores de Flandes, una guerra de 80 años y un edicto perpetuo.

pacificacion
La Pacificación de Gante del 8 de noviembre de 1576 fue un acuerdo al que llegaron los estados generales de las provincias de los Países Bajos, tanto las que se habían rebelado contra la corona española como las que habían permanecido leales, por el que se estipulaba las condiciones por las que aceptarían una paz con España, en el marco de la guerra de los ochenta años

Tras la muerte de Luis de Requesens, gobernador español de los Países Bajos, y mientras el nuevo gobernador nombrado por Felipe II (Juan de Austria) llegaba a Bruselas, los Estados Generales asumieron el gobierno, la potestad legislativa del país y el derecho de crear y reunir un ejército ante el vacío de poder creado.

Al mismo tiempo, parte de las tropas españolas estacionadas en los Países Bajos, la mayoría de las cuales llevaban más de un año sin cobrar, se amotinaban por la falta de pagas o cometían toda clase de robos y pillajes para procurarse sustento.

La situación fue aprovechada por los rebeldes holandeses para tomar la ciudad de Amberes, intento que fue frustrado por las tropas españolas que se desplazaron a defenderla, pero que tras su defensa se dedicaron a saquear, en lo que se conoce como el saqueo de Amberes del 4 de noviembre.

El día 8, los representantes de las provincias, hartos de la guerra y de los desmanes que cometían las tropas, acordaron dejar de lado sus diferencias religiosas y unirse contra la corona poniéndose de acuerdo en los siguientes aspectos:

Las tropas españolas debían abandonar los Países Bajos.
Los estados generales podían legislar por iniciativa propia.
Declaración de una amnistía para los insurrectos holandeses.
Confirmación de los privilegios de la nobleza y la Iglesia.
Guillermo de Orange actuaría como jefe del gobierno al lado del tutor nombrado por el rey.

El 5 de enero de 1577, Don Juan de Austria, nuevo gobernador de los Países Bajos, aceptaba el contenido del acuerdo mediante el Edicto Perpetuo.

El Edicto Perpetuo (también conocido como el tratado de Marche-en-Famenne) firmado por Don Juan de Austria el 7 de enero de 1577 es un documento por el que se reconoce el contenido de los acuerdos de la Pacificación de Gante entre la corona española y los Estados Generales de las provincias de los Países Bajos.

Mediante el edicto, los firmantes se comprometían a:

Aceptar los acuerdos contenidos en la Pacificación de Gante;
Las provincias rebeldes reconocerían a Felipe II como su rey y a Don Juan de Austria como su tutor;
El respeto al catolicismo de las provincias rebeldes;
Los tercios españoles, italianos, alemanes y borgoñones deberían abandonar el país veinte días después de la ratificación del edicto por Felipe II;
Ambas partes firmantes renunciarían a toda alianza contraria al edicto;
Amnistía general.

La llegada del archiduque Matías con la pretensión de erigirse en gobernador de los Países Bajos y la utopía del retorno al catolicismo de las provincias protestantes convirtieron al Edicto Perpetuo en papel mojado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s