Historias de la Historia de España. Capítulo 27. Érase un navegante, unas hojas, la Santísima Inquisición y unos humos demoníacos.

rodrigo de jerez
Rodrigo de Jerez es uno de los marinos que navegaron hacia América en la Santa María en el primer viaje de Colón en 1492.
En octubre de 1492 la tripulación se encontró por primera vez con el tabaco en San Salvador o Guanajaní en las Bahamas. Los nativos se les presentaron con hojas secas que desprendían una peculiar fragancia.
En noviembre de 1492 De Jerez y Luis de Torres vieron fumar por primera vez. Aparentemente los nativos hicieron rollos de hojas de palma y maíz a la manera de un mosquetón hecho de papel, con tabaco dentro. Uno encendía un lado y bebía el humo que echaba el otro.
Cabrera Infante, cuenta en su libro que cuando regresó a España fue descubierto por su mujer, “echando humo por todos los orificios de su cara…”, y que ésta le acusó ante la inquisición de tener un pacto con el diablo, provocando que finalmente el primer fumador europeo se convirtiera en humo. El relato más aceptado dista bastante del de una traición conyugal, ya que se cree que nada más bajar de la carabela en Sevilla, fue visto expulsando humo por la boca, impresionando a los presentes, ya que “solo Satanás puede conferir al hombre la facultad de expulsar humo por la boca”, tras esto fue encarcelado hasta lograr convencer de que era una vieja costumbre de los indígenas ,a ello hay que sumar que durante su encarcelación la costumbre de fumar tabaco se extendió entre la aristocracia y el clero.
 Nicolás Monardes
Años después, el tal Rodrigo había extendido el arte del fumar, o el vicio del fumar, según se mire, por media Andalucía. En la calle Sierpes de Sevilla el médico Nicolás Monardes cultivaba con mimo un huerto de plantas extrañas. Los vecinos observaban curiosos las exóticas plantas que Monardes conseguía hacer brotar de aquellas raras semillas que obtenía en los muelles del puerto. De entre todas ellas, Nicolás tenía una debilidad: el tabaco.
 El nombre propio suyo entre los indios es picietl, que el de tabaco es postizo de nuestros españoles, por una isla do hay mucha cantidad dél llamada este nombre ‘Tabaco’… En pasiones de pecho hace esta yerba maravillosa obra, en especial en los que echan podres y materia por la boca y en asmáticos y otros males antiguos; haciendo de la yerba cocimiento y açúcar hecho xarabe y tomado en poca cantidad, hace expeler las materias y pudriciones del pecho maravillosamente. Y tomando el humo por la boca hace echar las materias del pecho a los asmáticos.”
 Monardes tomó al tabaco por la medicina total: capaz de curar la artritis, el mal aliento, la jaqueca, el dolor de estómago y el de muelas. Tanto confió en la planta que fabricaba píldoras de tabaco para que sanara todo enfermo insalvable. De sus libros destaca la ‘Historia Medicinal de las cosas que se traen de nuestras Indias Occidentales’, publicado en 1574, en el que explica sus experimentos con decenas de productos del otro lado del océano. Entre ellos, plantas de gran importancia, como el maíz, la piña, el cacahuete, la batata, la coca o la zarzaparrilla. Monardes aprovechó su cercanía al puerto de Sevilla, centro del comercio entre los dos continentes, para crear su huerto con plantas americanas. Su libro fue un éxito tan grande que en apenas cien años se había traducido a seis idiomas y vendido más de cuarenta ediciones.
Curiosidades
A modo de curiosidad decir que las primeras grandes plantaciones de tabaco en España fueron en Toledo en el cigarral una zona que sufría plagas de cigarras de ahí que llamemos cigarros a las unidades de tabaco.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s